Las "pirañas" culminaron la primera parte del Torneo del Interior B, con una derrota. Fue en Chaco. El próximo mes será el comienzo de la etapa de la permanencia, uno de los objetivos del equipo para la presente temporada.

Con muchas bajas, algunas antes del inicio del certamen, más otros jugadores que por diferentes lesiones se fueron perdiendo encuentros, el albirojo sufrió la dureza del campeonato y no pudo clasificar a la próxima instancia.
El traspié sobre el final en el debut en Rosario, y la derrota de local ante el mismo rival, lo complicaron. Además también perdió ambos encuentros con Teqüe de Mendoza. Solo pudo ganarle a los chaqueños, jugando en el Gatica.

Ahora será momento de descanso y trabajar sobre lo que se viene, que será tratar de dejar a Uni en el Torneo del Interior B.